Una historia de Fantasmas - El Manuscrito

El padre de Helena fue un renombrado alquimista de una hermandad esotérica, antes de fallecer había encontrado varias fórmulas mágicas para derrotar a Lucifer desde la tierra. Temiendo que alguien robase sus escritos, los dejo en un anagrama cabalístico sobre ángeles, demonios, y el alma de los hombres.

Siendo hija única, había heredado ciertos conocimientos de Alquimia y Necromancia, circunstancias por las cuales estaba sometida a una rigurosa disciplina espiritual. En los últimos meses estaba siendo asediada por pesadillas repetitivas diariamente, y esa preocupación la llevó a pensar que en el anagrama sagrado encontraría la solución. Helena se dirigió al sótano de su casa. Ya había buscado entre todos los libros de la biblioteca, menos en el  estante de arriba, que guardaban los masónicos y alquimistas que contenían el secreto filosofal y fórmulas trascendentes. Al subir las escaleras de caracol busco incansable entre tantos libros hasta que, detrás de una gárgola encontró el manuscrito. En silencio comenzó a leer cada una de las hojas.


De repente, la temperatura descendió y una voz maléfica parecida a la de sus sueños le ordenó buscar en el manuscrito el texto 333 que simboliza la muerte, resurrección y ascensión. Helena sintió como una fuerza extraña la sometía en contra de su voluntad. Sus dedos comenzaron a buscar velozmente hasta encontrar la página donde comenzaba el texto, al abrirla, las palabras flotaron del papel formando unas extrañas frases en color fuego que decían: - Omnipotens, et gemitum pauperum, caliginem inferni/Magnum mysterium Satan flamma nobilis et libertas.

Una energía antinatural violenta se expandió por toda la habitación, muebles pesados se deslizaban contra las paredes, y otros objetos por el aire volaban descontrolados. Entre los marcos de la puerta se dibujó una silueta oscura, que poco a poco fue tomando forma en un hombre de melena larga azabache como las alas de un cuervo. Una sonrisa se dibujó en sus labios, sabía que solamente a través de la hija del alquimista podía traspasar las puertas del infierno y lograr ser un hombre de carne y hueso.

Helena permanecía levitando en estado de trance, sus pupilas se ocultaron y sus ojos quedaron en blanco. El designio de Lucifer era apoderarse del alma de Helena en un sacrificio ritual que ya no tendría escapatoria, quedando atrapada por el resto de los tiempos. Así con su ayuda, poder liderar a todos los espíritus malignos irreversiblemente, y  combatir en conjunto a los ángeles celestiales protectores de la humanidad. Pero ella no estaba sola, una fuerza mística llamada Sakeline en forma de aureola la acompañaba para cambiar el rumbo de su destino y la humanidad.
A menos que se indique lo contrario, el material contenido en este blog es mío. Algunas imágenes publicadas en este blog han sido escogidas de la Internet. Si alguien tiene
algún derecho sobreellas, solo tiene que comunicármelo y serán retiradas. Gracias!

Unless otherwise stated, the material contained in this site is mine. Some pictures have been taken from the Internet. If you see a photo that belongs to you and would like it
removed, please inform me so I can do so immediately. Thanks!