¿Jugais conmigo?: Double Dutch

Este jueves: recordando épocas entrañables con juguetes de antaño. Va mi relato con el juego infantil llamado Double Dutch. Un juego que trajeron a América los primeros holandeses cuando se establecieron en Nueva Amsterdam. 
Al subir al ático de mi abuela, vi muebles antiguos, un par de estantes llenos de cajas y un baúl repleto de polvo. Éste llamó mi atención, y sin pensar demasiado, lo abrí.  
Me quedé sorprendida al ver que dentro había una colección de monedas, estampillas europeas y un álbum, cuyo título era: "mis juegos favoritos" lo abrí con cuidado y pude ver en las fotos, los entretenimientos infantiles de su  época. 
Todos los juegos me eran desconocidos, a excepción de uno en especial, el Double Dutch; el mismo que en mi niñez jugue por las calles de mi barrio. ¿Qué tan antiguo es este juego? - pensé - rápidamente y sin que yo pudiese hacer nada, fui absorbida por el recuerdo en un salto temporal al pasado de mi abuela. 
- Termina tu cena, o no sales a jugar con tus amigas, cariño. - dijo mi madre. 
Hundí mi tenedor en los últimos macarrones con salsa de tomate y salí corriendo para la calle. Por los jardines, había una rueda de niñas cantando y gritando. Me acerque a ellas para también divertirme. 
- ¿ Quieres jugar el Double Dutch? - alguien me preguntó - !Si! !Si! exclame con ímpetu. 
Desde un callejón, ya alumbrado por las luces mortecinas de faroles, salió una niña delgada, de ojos rasgados y mirada retadora brincando los charcos. Al llegar frente a nosotros gritó:  
- !Pelotón! - !Presto! tomamos posiciones y las dos cuerdas comenzaron a girar en direcciones opuestas, para después saltar todas simultáneamente. 
Me quede petrificada. No concebia que esa pequeña salvaje fuese ... !mi abuela! la reconocí al instante, porque mi madre conservaba su fotografía cuando ella tenía once años. Aún perturbada, segui saltando pero, para rematar me equivoque dos veces en los saltos entrecruzados. Ella me miró con el ceño fruncido y sentenció: 
- !Una más y te sales, torpe! - gritó, se me disparó la adrenalina, pero la controle. !Maldición, no iba a pelear con ella! 
Asi pase varias horas, cantando, saltando y disfrutando al lado de mi abuela y con su grupo de amigas; hasta que escuche un electrizante grito que me torno a la realidad. 
- !Que haces, querida! !Es hora de cenar! Con el álbum entre mis manos, aun escuchaba la tonadilla que cantamos:
"Cinderalla Dressed in Yella 
Cinderella dressed in yella,
Went downstairs to kiss a fella,
Made a mistake and kissed a snake.
How many doctors did it take
1, 2, 3, . . . ."


Más relatos aqui
A menos que se indique lo contrario, el material contenido en este blog es mío. Algunas imágenes publicadas en este blog han sido escogidas de la Internet. Si alguien tiene algún derecho sobre ellas, solo tiene que comunicármelo y serán retiradas. Gracias!
Unless otherwise stated, the material contained in this site is mine. Some pictures have been taken from the Internet. If you see a photo that belongs to you and would like it removed, please inform me so I can do so immediately. Thanks!