Mia's reto: Títulos - 27 lunas



El nuevo reto de Mia es con títulos. Primera semana: 27 lunas. Si deseas participar visitala aqui


- Las estrellas se alinearon el dia de tu nacimiento, Ishtar. Por lo tanto, eres la elegida para esta misión. La sangre káiser corre por tus venas, no hay mas tiempo de espera, tienes que ir al bajo mundo y destruir al licántropo mayor de las veinte y siete lunas. - le dijo la voz omnipotente del dios Daneus.

Ella sabía de antemano que su destino era destruir la nueva casta de descendientes de Uriens, por ser la única diosa en poseer sangre de plata, y la única con poderes para transformarse en cualquier deidad o un ser terrestre. Él tenía su clan con varios años de existencia y manadas por todo el mundo. Una de los linajes más fuertes y agresivos que, bajo el poder en conjunto de las veinte y siete lunas esperan tomar a voluntad la forma de un Yazza, un lobo humanoide, el más grande de los lycanos para destruir la humanidad. Uriens colecciono todas esas lunas desde el plano eclíptico, las cuales, fueron enviadas por su padre un grigori (ángel vigilante) desterrado de la sexta dimensión.

Ishtar debía actuar con mucha cautela y rapidez, porque precisamente esa noche de la última luna, sería la reunión de todos los licántropos bajo el poder de sus destellos rojizos. Ella sabía donde encontrarlo. No estaba muy lejos, en el bar de Seyyah. Su debilidad eran las rakkasahas turcas, seguro se encontraría rodeado de ellas gastando su energía libidinosa.

Al llegar frente al majestuoso bar, sacudió su dorada cabellera, y camino ondeando las caderas con armoniosa sensualidad. Su tez nívea translucia bajo las prendas semi transparentes que vestía esa noche. Un hombre alto de puro músculo y ojos negros que brillaban con mal presagio la detuvo y preguntó:

- ¿Quien eres? -
- Soy Aysel, la enviada especial desde Estambul para tu señor. - respondió, a través del velo bordado con perlas y zafiros que cubría su rostro.

Cuando entro a la inmensa antesala de marquesita blanca, ella sonrió y se guió directo hasta él, donde se encontraba acostado sobre varios cojines. Complacido al verla llegar se levantó para observar su cuerpo. !Oh, por dios, es una diosa! a eso se debe tanta hermosura, pensó. Ella observó cómo sus ojos fulgurantes brillaron con esplendor espeluznante. Uriens dio la señal a sus rakkasahas para que le dejaran solo. Él se aproximo a ella con cautela, como si supiera instintivamente que debía acercarse con cuidado a la nueva adquisición.

- ¿Has decidido ya si seras mi nueva acólita? - pregunto, sin rodeos ni vacilaciones.

El plan empezaba a gestarse. No podía negar que Uriens era un hombre arrogante, impresionante en lo físico y de libido imparable. - Lo deseo. - contestó entre susurros - pero más aún quiero darte placer.

Sus bocas se fundieron, sus sentidos ardieron en llamas, quedando en un trance erótico del cual ambos quedaron atrapados. Ella siguió besando su pecho con ansias. Él gimio pidiendo más con su miembro erguido pidiendo que bajara más. Se arqueó hacia atrás, cuando la lengua de Ishtar jugueteó con su ombligo. Ella no pudo contener el sentirse hechizada en su aroma masculino e imposible de controlar. Entonces su forma bestial estalló, y sus ropas cayeron sobre la alfombra oriental.

Él la penetro sin preliminares, no había tiempo para ello, llenándola de placer de un solo golpe. Ishtar se estremeció, y moviéndose al ritmo de las convulsiones, subio a cabalgar sobre él, entre tanto, lo besaba frenéticamente. Enseguida, una fuerza privó al licántropo de sus movimientos. La saliva que Ishtar regó por todo su cuerpo lo restringió, dejándolo sin fuerza alguna.

Ella se irguió, y de un apretón al cuello le abrió la boca. De un solo golpe metió su lengua en forma de tentáculo hasta el fondo, y dejo que emanará su sangre de plata hasta sus entrañas. Lo miró con simpatía, mientras el cuerpo debajo de ella empezaba a sacudirse por los espasmos de la inevitable muerte.

De súbito, en el cielo, solamente una hermosa luna llena comenzó a brillar con un plateado intenso, el plateado de la sangre káiser.
A menos que se indique lo contrario, el material contenido en este blog es mío. Algunas imágenes publicadas en este blog han sido escogidas de la Internet. Si alguien tiene
algún derecho sobreellas, solo tiene que comunicármelo y serán retiradas. Gracias!

Unless otherwise stated, the material contained in this site is mine. Some pictures have been taken from the Internet. If you see a photo that belongs to you and would like it
removed, please inform me so I can do so immediately. Thanks!