Microrretos - Aroma navideño

Para leer los relatos participantes puedes pasar por aqui
La oscura reina de la noche extendía su cabellera azabache sobre la fiesta entrañable de navidad. El aroma suculento que flotaba en el aire de los guisos, la estancia adornada con luces multicolores, y el árbol fresco de navidad cargado de bolitas y pequeños regalos, fueron momentos únicos e inolvidables. 

Mi dueña salió con sus amigas a cantar villancicos, si, así de lindo, y me dejo solo, con un patético y desabrido hueso. El olor a comida en la cocina me tenía cautivado, tanto así, que sufrí una transformación como el personaje de la historia de Jekyll and Hyde. Sin pensarlo más, salí corriendo para la cocina; allí me encontré con varias bandejas cubiertas con papel plateado. 

Algo me decía: «No lo hagas» pero la tentación fue más poderosa, y comencé devorando los salchichones. Luego mis mandíbulas trituraron al dorado y jugoso pajarón, bañado de exquisitas salsas que lamí y relamí hasta quedar agotado. Pero aun así, no paré, seguí engullendo el jamón horneado con piña y cerezas, que estaba de chuparse la pata. Comí a toda velocidad, todo pasó tan rápido que perdí la noción del tiempo. La mesa era un completo desastre y, enseguida comencé a sentirme mal, no se como llegue hasta mi camita. 

—!Danko!

Medio aturdido escuche la voz de mi ama, casi no podía mover el cuerpo. Si hacía un movimiento rápido podría explotar. Lo único que se me ocurrió, fue saludarla con mi típico movimiento de cola. Sabía que, lo que había hecho me costaría quizá hasta la vida. Cuando entró a la cocina, un grito desgarrador hizo levantarme, luego caí de nuevo al piso.

—¡Oh no! —exclamaron las amigas, con los ojos como platos.
—¡Tranquilas, ordenaré el pollo agridulce de los chinos! — dijo. Su rostro lucía severo, pero de alguna forma, también parecía dulce.

Y entonces, me sonrió.



Comments

  1. Una ama comprensiva y es que ademas no hay otra solución. Original relato y muy bien redactado. Abrazos

    ReplyDelete
  2. Que bueno desde luego el ama muy generosa fue , sin duda amaba a ese Danko ..de todos modos a lo hecho pecho ..comida china no es un mal menú ajajja..
    Un fuerte abrazo , muy original esa cena Navideña .

    ReplyDelete
    Replies
    1. Es que ningún otro restaurante está abierto en la navidad por estos lares. La comida china ya es una tradición alternativa en esta cultura, por esa mezcla - una salsa de etnias - que nos gusta mucho.
      Saludito!

      Delete
  3. Recuerdo algo parecido que publicaste.
    Bueno, salvo la contrariedad no pasó nada que no pueda arreglarse. Los deliverys son útiles.
    Y no le pasó nada malo a Danko. Seguramente la dueña lo perdonará.
    Besos.

    ReplyDelete
  4. ¡Hola, Yessy! Si es que a veces es imposible resistirse a lo irresistible, como le ha pasado al bueno de Danko. Pero es Navidad, y la dueña decidió lo mejor: buscar una solución en lugar de un culpable. Un relato que ya nos avanza el aroma de la Navidad, una época que adoro. Solo te diría que retocaras el final para adecuarla a la frase requerida. De hecho, creo que bastaría con eliminar "la fortuna". Un fuerte abrazo!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola David
      !Ya lo corregi!
      Gracias por tu visita, comentario y corrección. =o)

      Delete
  5. Uy pobre Danko, su dueña lo quiere y la navidad es más sobre celebrar con alguien que quieres con lo que puedes. Te mando un beso

    ReplyDelete
  6. Una prueba de fuego para cualquier persona, en especial si tiene invitados, pero que bien que se lo tomara así, precisamente le has puesto un tremendo mensaje, ya que en esta época, más que en ninguna otra, se es más tolerante y el amor anda suelto, asi que Danko, aunque se ganó una buena amonestación, pudo gozar del perdón de su ama.

    Me gustó tu historia Yessy, muy original

    ReplyDelete
  7. Se juntaron la tentación y el hambre. Menos mal que lo que aparentaba final trágico, fue una inesperada comprensión por parte de la dueña del perrito.
    Saludos.

    ReplyDelete
  8. Lo que no consigan estas tiernas mascotas, no lo consigue nadie... Porque vaya atracón que se pegó Danko, dejando arruinada la cena de Navidad de su ama e invitadas.
    Me ha dejado una gran sonrisa en el alma al término de la historia ¡qué tierna, Jessy!
    Cumpliste con el reto y te felicito.

    Un abrazote.

    ReplyDelete
  9. Menuda trastada! Bonito relato, Yessy.

    ReplyDelete
  10. Si es que la navidad nos cambia a todos por completo.
    No hay problema que no tenga solución, jajajajaja.

    El texto me ha gustado mucho. Pese a que el primer párrafo se me hizo algo más pesado, el resto del texto me pareció muy bien narrado. La utilización de la sonrisa, además, creo que es del todo acertada, teniendo un toque tanto tierno como humorístico. Enhorabuena.

    ReplyDelete
  11. A veces sin querer se hacen cosas increíbles que alegran en este caso a la ama, del animalito que supo de alguna manera aprovechar su ausencia, para sacarle una sonrisa.

    Besos como siempre mi enhorabuena por tu relato, una magnifica aportación.

    ReplyDelete
  12. ¡Hola guapa!
    Ay por favor... ¡que gracioso!
    Me imagino la escena y no sé que cara hubiera puesto yo, pero... sin ninguna duda algo enternecedor.
    ¡Un besito guapa!

    ReplyDelete
  13. Hola, Yessy... Te diré que me ha encantado la reacción de la dueña de Danko... Lo cierto es que creo que Danko ya tenía suficiente castigo con lo mal que se encontraba tras comer tanto
    No se puede dejar comida al alcance de un perro... y menos, si es comida tan apetitosa... Los perros devoran y son insaciables
    Besos

    ReplyDelete
  14. Un relato muy dulce, en él ya se respira el clima navideño, donde se hace la vista gorda a ciertas "travesuras". Es comprensible la actitud de Danko, no se podía conformar con el huesito ante el despliegue de tanto manjar tentador.
    Muy simpático, Yessy.
    Besos.

    ReplyDelete
  15. Menos mal que no es una ama muy severa y que debe quererle mucho, porque la ha hecho buena. Creo que la cena de Navidad "tipo chino" será motivo de anécdotas para contar entre los comensales por muuuucho tiempo :))

    Un micro muy simpático, Yessy, y con una descripción muy precisa, ¡casi podía ver y oler! Me ha encantado y me ha resultdo muy tierno.

    ¡Un beso!

    ReplyDelete
  16. Un gran banquete que se comió Danko, lo bueno es que su dueña lo perdonó por ser la fecha tan especial que es la navidad.
    Saludos.

    ReplyDelete
  17. ¡Qué bonito! Eso se llama minim8zar con dulzura los golpes de la vida. Muy buen escritura, además.

    ReplyDelete
  18. Buen relato. Qué diferente es el aroma navideño en el hemisferio norte que en el sur.
    Acá por el calor que hace en Navidad se comen más bien platos fríos, para calor los sufren los Papá Noel (los Santa Claus) disfrazados de Polo Norte con 40 grados a la sombra tropical.
    Otro de los aromas característicos es el de la pólvora navideña... que recuerda tanto al cristianismo! jajaj

    Eso del delivery tiene su gracia y desconcierto a la vez

    Abrazos!

    ReplyDelete
  19. Yesssyyy pero que me dices!!! eso si que es amor por su mascota. Qué escena, hasta a mi me ha entrado hambre (es que son las dos y media y espero un pollo a domicilio). Esas salsas de Lami y relami, genial descripción del momento gulesco canino. Un beso

    ReplyDelete
  20. ¡Ayayay! Para matar a Danko. A mi labrador se le ocurre hacer eso y lo destierro de la cocina de por vida. No sé si todas las amas de casa habrían sido tan benignas con los desmanes del glotón.
    Una historia ambientada en navidad nada gótica por esta vez.
    Muy bonito y bien descrito y contado Yessy.

    ReplyDelete
  21. Saludos. Un agradable relato. Danko, un perrito con mucha suerte al tener un ama tan compresiva. Éxitos y bendiciones!

    ReplyDelete
  22. Qué ama tan buena y comprensiva. Pero, claro, en Navidad todo se perdona, especialmente los desaguisados de nuestras queridas mascotas. A fin de cuentas, ellos también tienen derecho a calebrarlo por todo lo alto, ja,ja,ja.
    Original y divertido relato.
    Un abrazo.

    ReplyDelete
  23. Cómo Como dice el refrán: "A falta de jamón horneado con piña bueno es pollo agridulce". Menos mal que nuestro protagonista tenía una ama comprensible aunque, si hubiera sido menos miserable y Danko hubiera disfrutado de algo mejor que un hueso, otro gallo hubiera cantado.
    Felicidades Yessy.

    ReplyDelete
  24. En el fondo, me ha dado algo de envidia el tal Danko, porque los manjares descritos han abierto mi apetito. Genial relato, original, simpático y desde un punto de vista muy singular. Felicidades.

    ReplyDelete
  25. Hola Yessy

    Espero que le hayan llevado al veterinario enseguida!!! Pobre perro, menudo atracón.
    Me he reído mucho y lo he disfrutado.
    Saludos

    ReplyDelete
  26. Jo, como entiendo la reacción de su dueña, es que son adorables, y tan buenos, que hasta cuando hacen cositas así, una no puede decirles nada, te roban literalmente el corazón.
    Qué relato más entrañable y bonito, Yessi.
    Es muy tierno.
    Un beso.

    ReplyDelete
  27. (。◕ u ◕。)/ Holaaa!!!
    Hermoso texto!! como siempre debo decir, me ha parecido increíble lo bien que lo has hecho con limite de palabras, por lo general y de las pocas veces que yo he escrito algo siempre que me ponen limites me paso y sale algo muy apurado aksjaksajaksja.

    Te invito a visitar mi humilde espacio ♥

    穛 S4Ku SEK4i®

    ReplyDelete

Post a Comment

A menos que se indique lo contrario, el material contenido en este blog es mío. Algunas imágenes publicadas en este blog han sido escogidas de la Internet. Si alguien tiene algún derecho sobre ellas, solo tiene que comunicármelo y serán retiradas de inmediato. Gracias!

Unless otherwise stated, the material contained in this site is mine. Some pictures have been taken from the internet. If you see a photo that belongs to you and would like it removed, please inform me so I can do so immediately. Thank you!